/ Empleo

Tarifa profesional

 
Trámites para abrir su propio salón de belleza.
  1. Debe tener a su disposición un local acorde con su proyecto de negocio. Hay que tener en cuenta qué servicios piensa prestar, ya que no será lo mismo una peluquería atendida por una sola persona que un salón de belleza con peluquería y estética atendida por varias personas. El mobiliario y el sitio dedicado a almacenar los productos a utilizar también irá en función de dichos servicios.

  2. Si el local no está adaptado ya, será necesario realizar un proyecto de adaptación elaborado por un arquitecto técnico o un arquitecto. Este paso es imprescindible para poder pedir la correspondiente Licencia de Obras en el departamente de urbanismo de su ayuntamiento. En caso de no ser necesaria la realización de obras, dicho proyecto le será necesario para poder pedir la Licencia de Apertura, también en su ayuntamiento. La documentación más habitual que suelen solicitar los ayuntamientos para estas licencias es la siguiente:
    • Formulario municipal de solicitud.
    • Fotocopia DNI.
    • Planos de planta y sección, acotados, con el máximo detalle posible (indicando el uso de cada dependencia, las luces de emergencia, la situación de los extintores, etc.)
    • Plano de situación del local respecto a las calles donde se halla ubicado.
    • Plano de emplazamiento del local en relación con el resto de locales del edificio, sólo en algunos Ayuntamientos. Escritura de Propiedad o contrato de arrendamiento del inmueble, si lo exige el Ayuntamiento en el que radica la actividad.

  3. En los ayuntamientos también suele haber oficinas de promoción donde podrán informarle de las posibles ayudas y subvenciones a las que puede acogerse por inicio de actividad, por contratación de personal o por autoempleo. No deje de preguntar por ellas, ya que pueden suponerle un importante empujón en estos momentos previos dado el alto volumen de gastos que se van a generar.

  4. Una vez que ya disponga de la Licencia de Apertura, el siguiente paso es el alta en obligaciones fiscales en su administración o delegación de la Agencia Tributaria. El modelo a emplear es el 036, aunque para personas físicas puede utilizar el modelo 037, que es el modelo simplificado. Los epígrafes del I.A.E. son el "972.1 Servicios de Peluquería de señora y caballeros" y el "972.2 Salones e institutos de belleza", que incluye los servicios de peluquería y estética. En principio, las obligaciones fiscales van a ser la realización de Pagos Fraccionados a cuenta del IRPF y el IVA. Tenga en cuenta que en este momento debe tener claro qué régimen de estimación va a escoger entre los dos disponibles más comunes en estas actividades: Estimación Objetiva por Módulos ó Estimación Directa Simplificada. A efectos de aclarar un poco ambos regímenes, damos una breve explicación de cada uno de ellos.

    • En Estimación Objetiva o por Módulos se calcularán los rendimientos siguiendo una serie de parámetros que son el personal asalariado, el personal no asalariado, la superficie del local y el consumo eléctrico. Estos parámetros darán el importe a abonar en los 4 pagos trimestrales a cuenta del IRPF. Este régimen tiene la ventaja de descomplicarnos la vida a la hora de llevar la contabilidad y que los importes a abonar son fijos, indepedientemente de la facturación real. La desventaja es que si el negocio no funciona todo lo bien que quisiéramos, los pagos seguirán siendo los mismos y no serán deducibles los gastos de explotación.
    • En el Régimen de Estimación Directa simplificada los pagos a cuenta del IRPF y del IVA se calcularán por el procedimiento de ingresos menos gastos. Será necesario llevar la contabilidad con sus correspondientes libros de facturas emitidas y recibidas. La ventaja es que se pueden deducir los gastos, lo cual es positivo si el negocio no es excesivamente rentable. La desventaja es que cuanto mejor vaya el negocio, más habrá que pagar por estos conceptos.
    En el momento del alta recalcamos que hay que tener claro que sistema elegir, ya que en caso de renunciar al sistema de Módulos y optar por el de Estimación Directa Simplificada, no se podrá volver a elegir hasta pasados 3 años. En caso de elegir el sistema de Módulos, al final del ejercicio puede optar por cambiar de sistema para el año siguiente si ve que el sistema va resultarle más rentable.

  5. El último paso es la inscripción en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social. Para ello deberá aportar la siguiente documentación: